María Auxiliadora y la Obra de Don Bosco

por María Rosa Raspanti de Reynoso
ADS- Asociación Damas Salesianas 
Comunicación presentada al IV Encuentro Mariano
Convento de Santo Domingo
Córdoba, 14 de mayo de 2016




La Obra de Don Bosco no se puede entender sino a través de la devoción y gran fe a María  Auxiliadora.

La devoción a María Auxiliadora remonta a los primeros siglos de la cristiandad en el 345 San Crisóstomo manifiesta que la advocación más usada en los monumentos a la Virgen son de “Madre de Dios” y “Auxiliadora de los que sufren”. 

Más adelante en l57l el Papa Pío V, manda a poner en las letanías la oración “María Auxiliadora de los cristianos ruega por nosotros” en agradecimiento por la victoria de los católicos en la batalla de Lepanto. 

En l8l4 el Papa Pío VII, estando preso de Napoleón, promete que en el caso de su liberación el día que llegue a Roma decretará el día de María Auxiliadora y esto sucede un 24 de mayo y desde entonces se la venera en esa fecha. 

En l859 Don Bosco funda con los jóvenes de la Pía Sociedad de San Francisco de Sales y la pone bajo la protección de María Auxiliadora.

En l862 Don Bosco recibe a través de un sueño el mensaje del cielo que la Virgen desea ser honrada con el título de "Auxiliadora de los cristianos”. A partir de l865 construye en consecuencia el Templo o Basílica a María Auxiliadora en Turín, tardando sólo tres años lo que mueve a Don Bosco a decir que cada ladrillo de este templo es un milagro de la Virgen.

En l872 junto a María Mazarello funda la comunidad de la Hijas de María Auxiliadora que vive extendiéndose en l300 colegios y 80  naciones.

En l875, envía a sus hijos misioneros a la Argentina, su lema es propagar  la devoción a Jesús Eucarístico y a María Auxiliadora.

Cuando despide para su retorno a Mons. Cagliero a la Patagonia, le manifiesta: “María Auxiliadora los protegerá en todos los trabajos apostólicos, Ella escuchará a todos en sus necesidades espirituales y materiales, acudan a Ella con fervor, Ella será la misionera y la Reina de Nuestro Señor Jesucristo". En l965 el Concilio Vaticano II declara que unos de los mejores títulos que se le deben dar a la Virgen es de Auxiliadora.

Don Bosco nació en Becchio a 20 km de Turín (Italia), el l6 de agosto de l8l5, de familia campesina y pobre. A los dos años muere su padre del cual solo recuerda que su madre, mamá Margarita, le dice “ya no tienes padre”. No obstante  en su pobreza, la madre  marcó rasgos profundos en la vida de sus hijos, unió y alternó la dulzura con la alegría y la firmeza, ser exigente y sereno que quedará como plataforma estable en la base de la personalidad de Juan que a los 8 años trabajó como campesino de sol a sol. 

El sentido de la presencia de DIOS Juan lo vive profundamente. A los 9 años, en un sueño profético, se le indica la misión y modo de realizarla, transformar muchachos arruinados, bandidos, peleadores,  en buenos y educados, mediante la bondad, el razonamiento y la amabilidad, enseñándoles cómo hacer  el bien.
Jesús le dijo en sueños “Yo  te daré la Maestra bajo cuya guía aprenderás la sabiduría", y aparece una Señora de incomparable belleza y bondad que poniéndole la mano sobre la cabeza le dice “Hazte humilde, fuerte y robusto”
Esta Señora será su guía y auxiliadora hasta la muerte.


Los sueños de Don Bosco:

Se agrupan en varias categorías
1  Los que indicaban las obras a realizar y los caminos por seguir
2  Los que revelan el estado de consciencia, las vocaciones, las muertes inminentes.
3  Las didácticas
4  Las que mostraban anticipadamente la visión de la las futuras vicisitudes de la iglesia y de las naciones.


Virtudes de don Don Bosco:

La fe, la caridad y una ilimitada confianza en Dios y en la divina providencia. Don Bosco decía que siempre estuvo atraído por la caridad y la dulzura de San Francisco de Sales, quien era modelo o guía en todos los casos. El decía: el trabajo es un arma poderosa contra el enemigo del alma, por eso  no daré al cuerpo mas de cinco horas de sueño cada noche, visitare diariamente al santísimo sacramento. La madre le había dicho “tu eres sacerdote  y estas mas cerca de Jesucristo, comenzaras a rezar misas y comenzaras a padecer.”

El pastorcillo de Vecchi a llegado a la meta ser sacerdote y el objetivo principal en su celo sacerdotal será la juventud pobre y abandonada, su misión es formar buenos ciudadanos en la tierra para que un día fueran dignos habitantes del cielo.
Visita cárceles y atiende a los presos necesitados espiritual y temporalmente.
Le horrorizaba ver a jóvenes de 12 a 18 años sanos, robustos y de inteligencia despierta que vivían desocupados y sin asistencia espiritual. “Si estos muchachos tuviesen quienes se ocuparan de ellos o los instruyeran en la religión los días festivos se podría disminuir el numero de los que vuelven a la cárcel”.

Por eso la obra inicial y el fundamento de todo lo demás se llama “ORATORIO”; consistía en un espacio siempre junto a una iglesia o capilla. Donde todos los fines de semana reunía a centenales de muchachos para hacerlos jugar, darle un poco de catecismo y ocupar de una manera alegre y sana el tiempo libre.

La primera semilla se sembró el 8 de Diciembre de 1841, un adolescente de 16 años, Bartolomé Garelli, huérfano, solo. Sintió el amor de un padre atreves de aquella presencia amiga, que por preguntarle “¿sabes silbar?” la respuesta fue una sonrisa y un corazón abierto, ese Garelli cada domingo se fue multiplicando por decenas y centenares, creyó en los jóvenes y creo situaciones tan variadas y urgentes, que le requirieron mucho esfuerzo y respuestas: residencias para  alojar a quienes no tenían casa, talleres para ganarse honestamente la vida, escuelas humanísticas abiertas al ideal vocacional, buena prensa, iniciativas y métodos recreativos propios de la época, teatros, banda de música, coros, excursiones, asociacionismo juvenil, grupos empeñados en el bien de sus compañeros necesitados ,etc.

Pobres y ricos, conocidos y extraños encontraban en Don Bosco un amigo, un consolador y un padre manso, portes y afable. Estudiaba la manera de no descontentar a nadie, agradaba a  todos por que era humilde.

El ideal de su vida era la gloria de Dios y la salvación de las almas pasaba horas confesando, era de una inteligencia aguda, memoria felicísima, dominaba varios idiomas como así también teología, filosofía, derecho, ciencias sagradas, historia, geografía, etc.

Educación: Don Bosco siempre ligado a la educación.
El sistema preventivo de Don Bosco basado en el amor, la razón, la amabilidad es un sistema abierto  que se puede adoptar a cada situación de hoy. Quiere para los jóvenes la felicidad en la tierra y en el cielo siempre es padre y amigo de los jóvenes, siempre es educador.

1   1.Si el joven tiene hambre hay que solucionar esto primero, para poder estudiar y pensar esto en el futuro, tiene que ser feliz con una vida cristiana y con los sacramentos.
2   2.Conquistar la amistad con el joven por medio de la confianza, familiaridad, yo te doy amor y recibo amor.

Don Bosco decía que una mirada cariñosa en algunos produce mayor efecto que una cachetada.
El alabarlos cuando obran bien es un gran premio, mostrarle afecto y procurar que los alumnos observen que todos sus esfuerzos están encaminados al bien de ellos mismos.

El sentido del éxito: El educando que sabe que es amado ama, y el educador que es amado consigue todo especialmente de los jóvenes.

El temor de Dios: Como reverencia filial y amorosa hacia El de modo que nos abstenemos del pecado por temor a ofenderlo, porque Dios nos ama. La adolescencia es la porción mas delicada de la sociedad humana, sobre ella se fundan las esperanzas de un futuro feliz “Me basta que seáis jóvenes para que os quiera con toda mi alma.”
El aire que deberán respirar los jóvenes en su Obra debía ser:

  • Casa: Con clima de familia.
  • Escuela: Para su instrucción y cultura.
  • Parroquia: Para su educación religiosa.
  • Patio: Donde compartir espontáneamente con los compañeros y amigos la explosión de sus energías juveniles.

Oración y Práctica De Piedad:

Oración frecuente, juvenil, filial, fervorosa, alegre, adaptada.
A los jóvenes le cuesta sentir gusto por la oración por eso Don Bosco la presentaba siempre como la fuente de bendiciones divinas y tan necesarias como el alimento para el cuerpo, como el aire para el pájaro, como el agua para el pez.

El Amor a la Iglesia y al Papa:
En el papa veía al vicario de Cristo, decía “Yo estoy con el papa y con el permanentemente hasta la muerte.”

La otra línea apostólica que desarrolló entusiastamente fue la creación de talleres para enseñar artes y oficios.
Don Bosco no alcanzo a conocer la encíclica “Rerum Novarum.”(1891) de León XIII y que inaugura la doctrina social de la iglesia es lo que refuerza la razón social de la iglesia, mediante la Fe y el pensamiento social cristiano.
Don Bosco advierte las desigualdades e injusticias producto de la efervescencia del industrialismo de la época y trata con los medios escasos con que contaba formar y encaminar a los mas pobres, jóvenes huérfanos y abandonados, mediante la asistencia alimentaria y la vestimenta.  A vez promueve proyectos de desarrollo y capacitación para aprender oficios así es como en el año 1853 abre un taller de zapatería y sastrería luego en 1854 abre un taller de encuadernación, en 1856 un taller de carpintería y posteriormente un taller de tipografía.

Los primeros maestros fueron el mismo Don Bosco y Mamá Margarita; Don Bosco había aprendido distintos oficios con los cuales pago sus estudios en la juventud así pudo ayudar a su familia y posterior mente realizar sus estudios filosóficos y teologales.
Don Bosco no solo hacía asistencialismo y como buen padre enseñaba a procurarse el sustento material es decir: le daba la caña para pescar.

La dimensión educativa de Don Bosco se inserta en la doctrina social de iglesia que enuncia León XIII posteriormente.
El procura que la injusticia social la desigualdad entre ricos y pobres no fueran el caldo de exclusión que genera violencia y odios; San Juan Pablo II voceaba al mundo: “Sin justicia no hay paz.”
Don Bosco se anticipa con una educación o pedagogía social integral que cuida todas las dimensiones humanas, morales y espirituales mediante su sistema educativo preventivo que impulsa el amor fraterno desde y con los pobres como también así a los jóvenes para que fueran buenos cristianos y honrados ciudadanos.

Don Bosco al igual que lo hizo San Vicente de Paul en siglos anteriores que la caridad no se puede separar de la búsqueda de la justicia social.

Y ahora unas máximas de Don Bosco para tenerlas en cuenta:
1-   “Para nosotros la base de toda santidad consiste en estar alegres.”
2-   “Si quieres una vida alegre y tranquila procura estar siempre en gracias de Dios.”
3-  “Para ejercer una influencia benéfica entre los pobres es indispensable participar de sus alegrías.”
4-   “Sin sonrisa no es posible demostrar amistad.”
5-   “De la sana educación de la juventud depende la felicidad de las naciones.”
6-   A menudo  repetía la máxima de San Francisco de Sales “Más moscas se pescan con una gota de miel que con un barril de vinagre.”
7-   “Es el amor el que ayuda a soportar a los superiores y educadores, las fatigas, los disgustos, la ingratitud, los desordenes, los defectos y la negligencia de los jóvenes.”

   Por todo esto y mucho más:
       ¡Viva Don Bosco Santo!






                             

No hay comentarios: