La Virgen que vió Lepanto



Estuvo muchos años perdida pero finalmente, ha sido encontrada. Se trata de la talla de la Virgen del Rosario que estuvo presente en la gloriosa batalla de Lepanto de 1571 en la imponente y poderosa Galera Real, la nave capitana de los buques de la Liga Santa que derrotó a los turcos.

"La Real" era el buque más formidable de su tiempo y  además de reunir toda la tecnología de punta del momento, era en su zona de popa un auténtico palacete, con una lujosa ornamentación en rojo y oro y numerosas esculturas y bajorrelieves. Su dueño, Su Majestad Católica Felipe II; y su capitán, Don Juan de Austria, Almirante en Jefe de las fuerzas marítimas españolas en aquella batalla que cambió el curso de la Historia.

"La Real", fue la nave que se enfrentó con éxito a "La Sultana", el buque insignia otomano, en el que viajaba Alí Pachá.

Entre los pertrechos de la nave capitana en Lepanto había una talla de la Virgen que, tras muchos años en los que se le había perdido de vista, se encuentra ahora en restauración en el Museo Naval; se le conoce también -razones obvias- como la Virgen de la Victoria.

Esta imagen de la Madre de Dios fue un regalo hecho por los aliados venecianos a don Juan de Austria. Cuando éste dejó los mares quiso que la virgen, pasara a manos de la Cofradía de las Galeras de la iglesia de San Juan de Lebrón de El Puerto de Santa María. En 1854 llegó al Colegio de Guardiamarinas, donde fue restaurada. Sin embargo, el tiempo fue inclemente con ella. Hasta hoy.

La Iglesia Nacional Argentina en Roma

Una nota proporcionada gentilmente por  María Delia C. (Córdoba)