Felipe II


Decía el Rey a su hijo:

"Hijo mio si quieres que tus estados prosperen, no olvides el rezo del Santo Rosario"

No hay comentarios: